Archivo mensual: febrero 2019

Cuidados para garantizar el éxito de un implante dental después de colocarlo

Cada día se hace más habitual la colocación de implantes dentales para recuperar aquella piezas perdidas, con el tiempo la técnica se ha perfeccionado, es así como la intervención tiene una tasa de éxito del 94% en la actualidad.

Tras la intervención, es común sentir molestias y que se inflame la zona donde se han colocado los implante; además, pueden sentirse fuertes dolores localizados, pero estas molestias son controladas por medicamentos y pasan a ser transitorias en los pacientes.

¿Cómo cuidar de los implantes dentales?

Bajo la premisa de que la intervención tiene una tasa de éxito del 94%, muchos pacientes olvidan que son participes activos en su recuperación y cuidado de los implantes, reduciendo así ese porcentaje de éxito. Para no incurrir en este error, es necesario que el paciente tenga en cuenta lo siguiente:

  • La comida: Antes de volver a ingerir un alimento, es necesario que esperes por lo menos 2 horas después de la intervención; así mismo, escoge alimentos blandos y refrigerados, de manera que no debas masticar y el frio ayude a reducir la inflamación.
  • El sangrado: Es normal experimentar sangrado hasta 48 horas después de la intervención; para prevenir un sangramiento exagerado, coloca gasas sobre la zona, muérdela suavemente para que no se mueva y cámbiala cuando se empape.
  • El ejercicio físico: Es importante que evites el ejercicio físico durante una semana por lo mínimo, ya que debes descansar y cualquier actividad fuerte puede empeorar el sangrado, la inflamación o el dolor en las zonas tratadas.
  • La medicina: El doctor que te ha tratado te prescribirá antibióticos, antinflamatorios y analgésicos para el proceso de recuperación; es importante que no olvides tomarlos y que respetes las indicaciones que el doctor te entregue.
  • La higiene: No olvides que la limpieza de tus dientes es importante; sin embargo, debes evitar cepillarte el mismo día de la intervención, comienza al día siguiente con un cepillado suave, limpiando primero las coronas y luego los espacios entre los dientes.

Si pones en practica estos pequeños consejos, tendrás asegurada la premisa de que la intervención tiene una tasa de éxito del 94%; así mismo, con tu propio control podrás darte cuenta a tiempo si hay algo mal con el proceso.

Estos cuidados básicos son imprescindibles al momento de la recuperación, recuerda que los implantes necesitan de un agujero amplio en la encía para su base y esta tardara un poco en cicatrizar, así que deberás ayudar a tu cuerpo en todo momento.